domingo, 25 de junio de 2017

Malandra

Quiero que sepas antes que nada que soy una mujer bastante mala, que muchas veces no cede el asiento a las abuelitas en la micro. No quiero que después digas que no te lo advertí, que te engañé y te pasé gato por liebre. No señor. Soy mala y por eso prefiero decírtelo yo misma sin rodeos, soy mala pero mala de adentro y no porque lo diga yo, soy mala porque son muchas las maldades que he hecho en esta vida y si no me crees anda un día a la Biblioteca Nacional y revisa el archivo de prensa del 23 de agosto de 1991 donde los diarios titularon tal cual: “Hoy nació en Talca la persona más mala”. 
Soy mala aunque por fuera me vea suavecita y bien intencionada, pero de buenas intenciones está lleno el infierno y si de algo estoy segura es que yo cuando me muera me iré directo para allá porque allá es donde quisiera estar, calentita y en llamas. Soy tan mala que me llega a dar gusto, porque si algo he hecho bien en la vida es hacer todo mal: Bailar mal, vestir mal, mentir mal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola, Soy Gallina. Si quieres opinar sobre esta entrada, haz tu comentario aquí :)